miércoles, 7 de septiembre de 2011

Papilla de pollo para bebés de 6 meses



¿Alguna vez os ha pasado, sobre todo a las madres, que cuando el pediatra os dice que vuestro hijo puede empezar con las papillas, se os ha creado como una duda, os habéis vuelto ignorantes en el tema de la cocina, os habéis vuelto locas pensando qué le hago de comer, qué le gustará?.. espero que sí porque si no pareceré una madre histérica y absurda, jajajaja Con el segundo pensaba que ya estaba todo escrito, que la crianza iba a ser pan comido, pero me he equivocado. Es cierto que ando un poco más despreocupada, que el cambio de pañal es más rápido y que ya no me quedo todo el rato frente al moisés para ver si respira o no. Pero a la hora de las papillas, me he vuelto novata. El pediatra se confía de que como es el segundo ya lo tienes todo por la mano, y en más de una ocasión le he tenido que decir que explicara como si fuera primeriza. 4 años pasan muy rápido, pero no me acuerdo bien, bien de cómo funcionaba la cosa al principio. No recordaba cuando le tocaba al peque la papilla de pollo ni si era primero estofado o pescado. Ahora me lo voy anotando y me pregunto que para qué, si ya no voy a tener más, jajajajaja. Así que he pensado en hacer un mini paso a paso de cómo hacer una papilla de pollo. Diréis más de uno que esta no tiene otra cosa que hacer, pero bueno, he pensado que al llegar a casa después de la visita del pediatra teclear en google papilla de pollo y encontrarte con una receta parecida pues me relajaría bastante y me diría que tampoco no es para tanto. Cada uno tiene su receta, cada niño es un mundo, unos comen otros tardan horas, según la paciencia de cada padre, así que, los ingredientes que pondré hoy son orientativos pues después de probar varias combinaciones de verduras es con la que más se ha conformado. De momento se come todo el plato que ya es mucho, así que, para la que le sirva, ahí va:

Ingredientes para tres veces:

200 gr de zanahoria (sin pelar)

100 gr de judías verdes redondas

306 gr de patata

290 gr de entremuslo deshuesado y sin piel (es la parte más tierna del pollo) 3 unidades

Precio del total de la olla de papilla, sin contar el agua, ni aceite... sólo los ingredientes aquí marcados :
2,52 €

Notas:

Me extenderé un poco ahora pues quisiera explicar varias cosas. El médico me ha preguntado de qué manera le voy a cocinar la papilla, si en olla convencional, Thermomix o babycook. Pensé “Mira qué pediatra más moderno y pijo que tengo” en casa tengo los cacharros justos, así que una babycook para mi pensar no es necesaria, al menos, para mi pensar pues durará su función, ¿Cuánto…, un año? O menos. Así que no me voy a gastar más de 100 euros en una máquina que luego no me va a caber en ninguna parte como también digo que la Thermomix, invertir tanto dinero ahora para las papillas…, como que no soy rica, jajajajaja Así que le miré con una carita de resignación y le dije…, en olla convencional, como toda la vida. Me dijo que bien, que así podría hacer para varios días aunque para vuestra información, me han dicho personas que disponen de los otros dos electrodomésticos que no hace una comida única, que hay para varias veces…, así que, para el que le interese ya lo sabe. Me dijo los ingredientes que podía usar, vegetal completo, con su puerro, apio, una cebolla, judías verdes, casi de todo menos coles de bruselas, brócoli, guisantes…, todo lo que crea gases. Así que le preparé una olla grande con todo… así que…, no le gustó. Era normal pues es la primera papilla que pruebas después de la de fruta y cereales. El sabor no es nada dulce y le cuesta asimilarlo. Me pensaba que era eso, así que para otra vez preparé otra olla igual, y tampoco. Un mes pasó que rechazaba la papilla hasta que me dije que había algo que no le gustaba (lumbreras!) empecé a quitar verduras, dejé zanahoria, patata, judías, calabacín y pollo…, pero tampoco. Así que quité el calabacín, porque un día me encontré que no tenía, y pensé…, pues ya está, con zanahoria, judías y patata… y el señor es así como la quiere. Espesita, sin mucho caldo y con esos tres ingredientes. De vez en cuando le preparo una olla con calabacín, muy poco para irle cambiando, y no lo ha notado. Así que, es cuestión de ir probando los gustos de nuestros peques.

Paso a la preparación:

  1. Es muy sencillo. Primero hay que pelar las zanahorias. Yo las pelo. Hay gente que no, pero a mí me gusta tener la verdura siempre limpia, sin pieles ni nada más que “la carne” Cortamos a trozos pequeños, rodajas más bien y metemos en la olla grande.
  2. Luego a las judías le quitamos los dos extremos y cortamos por la mitad. He elegido este tipo de judía, en vez de la plana pues me resulta más tierna. Es más cara, pero me gusta más. A la olla.
  3. La patata, la pelamos y la cortamos a gajos. No muy grandes pero tampoco pequeños, pues como vamos a cocer durante 25 minutos, si los ponemos pequeños se deshacen. Luego trituraremos, ya lo sé, pero me gusta que la patata salga blanda pero entera, sin desmigar.
  4. Colocamos el pollo. Lo compro en mercadona en bandejas. Ya viene deshuesado y sin piel. Tan sólo hay que pasarlo por debajo del grifo, manías mías, pero así me gusta más. Aunque prefiero hacerlo en la carnicería, pero cuando voy con prisas, lo hago todo en el supermercado.
  5. Y listo. Llenamos la olla hasta cubrir los ingredientes con agua. La podéis usar de botella, pero yo la pongo del grifo. Cuando está 25 minutos hirviendo ahí todo lo malo se muere, jejejeje Aunque, es mucho mejor la de botella. Le echamos un buen chorrito de aceite de oliva y sobre todo… NADA DE SAL Está prohibida la sal en los bebés.
  6. Cuando empiece a hervir, dejamos a fuego alto con cuidado de que no se salga el agua 25 minutos.
  7. Retiramos del fuego pasado el tiempo y dejamos reposar unos 10 minutos. Luego trituramos muy bien, durante unos minutos. Yo cojo la espumadera y pongo todo, sin caldo, en el vaso de la túrmix. Trituro y si veo que está muy espesa, le echo más caldito, el que queda en la olla. La papilla tiene que quedar sin grumos pues el bebé se podría atragantar. Hay que estar un rato a máxima potencia, sin parar. El caldo que sobra lo podemos colar y meter en un tupper y a congelar. Es la base para un arroz o cualquier otra comida que le queramos dar gusto a pollo. Si no voy a preparar nada en el momento lo congelo.

De esta cantidad me ha salido para tres veces. El pediatra nos dijo que la papilla que se comiera tenía que pesar entre 200 y 300 gramos. Lo más que come son 220 gr así que en los tupper me caben perfectamente. Una vez frío lo puedo congelar. Para consumir otro día, la noche anterior lo dejamos descongelar en la nevera. Se puede usar el microondas para descongelar, pero a mí no me gusta mucho. Así que me acuerdo la noche anterior y el día en cuestión lo caliento en una cazuela que tengo sólo para sus comidas. Otra cosa que hago es esa, compré un cazo para calentar su agua e ir introduciendo sus alimentos por eso de las alergias. Es una tontería tal vez por mi parte, pero así me siento más seguro, de que no ha habido más alimento en esa olla que el suyo.

La papilla se puede preparar de muchas otras formas. Hay gente que me comenta que el pollo lo hace a la plancha. Nunca lo he probado, tendré que hacerlo para ir variando.

Otro día os mostraré la receta de la ternera que a los 7 meses les mandan a los bebés, al menos mi pediatra. Ahora le toca la revisión de los 8 meses y supongo que le tocará pescado… ya os contaré…

Espero os haya servido de algo todo esto… Un saludo y hasta pronto!!!

7 comentarios:

Raquel dijo...

Me ha gustado mucho ver una receta de pures. No te sientas asi pq yo tambien tengo dos, el mayor de 4 y la peque de 2 y tambien me ha pasado. Yo si tengo la babycook desde que nacio el mayor y todavia no he dejado de usarla, a mi me va genial.

Arham dijo...

esta bien aprender a hacer pures, porque cuando tengamos un bebe lo mejor que podemos hacer es los pures naturales y no comprados de esos precocinados.
saludos

Neus dijo...

6 meses tiene ya tu bebe??? Como pasa el tiempo.
Besos

Paco dijo...

Maria José esto si que es una papilla sana para los bebes y no lo que venden muchas marcas que llevan un montón de conservantes y lo económico que nos sale. El que tenga bebes ya sabe lo que tiene que hacer.

Un saludo Paco

mar dijo...

tranquila q no eres una madre ni loca ni absurda jaja q gracia me ha hecho. yo no lo soy pero sé a que te refieres con esa sensación de volverse derepente 'ignorante' jaajaja todo dudas! si algun dia tengo un niño (q lo dudo) entrare corriendo en tu blog para prguntarte cosas , besoooooooooo :)

Silvia dijo...

No sé porque me da que esta papilla no solo tiene que gustar a niños sino también a adultos. Por lo menos yo me apuntaba a probarla.

Besos.

Julio Pavón dijo...

Que rica!!! Mmm normal que el bebe de lo coma todo de mil maravillas!! Sólo una puntualizacion... Para congelar no uses patata. (Fermenta al tiempo aún por debajo de 0 grados ) saludos!