jueves, 7 de junio de 2012

Tarta de queso fría con frutos rojos del bosque... mmmmm



Por que yo lo valgo tendría que llamarse este post... Esta receta la tengo de mis principios, pero no había puesto la fotografía de la tarta, sino, de unos vasitos pequeños. Como tenía que estrenar mi molde de 20 cm que por fin he encontrado y a muy buen precio, esta era la receta perfecta. A parte de que tenía ganas de probar qué tal quedaba porque más de una vez en el otro molde, al ser más grande las tartas o bizcochos me salían bajitos, nunca encontraba la cantidad exacta para el otro molde, así que me decidí de una vez por el de 20 cm. Es mi postre favorito. Si me queréis engatusar ya sabéis como. He probado los que se hacen al horno y los de la nevera (como esta) y me gusta más la segunda opción. A parte de que es más rápido de preparar su sabor es delicioso. Las otras no se quedan atrás, pero esta..., es mi favorita! Así que os detallo los ingredientes y la preparación por si os tienta. La hice una noche, después de acostar a los peques y de terminar de recoger la cocina de las cenas. Así que no tenéis excusa pues resulta muy sencilla.

Ingredientes

Para la base de galletas
200 gr de galletas digestive
70 gr de mantequilla derretida
Para la tarta
500 ml de nata para montar
350 gr de queso philadelphia o similar (hacendado, el tamaño familiar)
200 ml de leche condensada
9 hojas de gelatina
el zumo de un limón
Mermelada para la cobertura al gusto. Yo prefiero los frutos rojos del bosque... mmmm contra más buena es la mermelada mejor...

Preparación

  1. Machacamos bien las galletas, con la turmix o si tenemos un robot mucho mejor. Derretimos la mantequilla en el microondas con cuidado de que no se nos queme, unos segundos a máxima potencia. Echamos la mantequilla a las galletas trituradas y mezclamos bien. Empapamos muy bien para que así nos quede una masa que esparciremos por el fondo del molde con ayuda de una cuchara sopera. Meter en la nevera.
  2. Las hojas de gelatina las ponemos en un bol con agua fría para que se ablande.
  3. La tarta: en un vaso de la batidora ponemos la nata líquida, el queso de untar, la leche condensada y el zumo de un limón. Trituramos muy bien. Veremos que nos queda una mezcla líquida.
  4. Escurrir bien las hojas de gelatina y colocar en un cacillo. Echar un poquito de la mezcla triturada y calentar hasta que la gelatina se derrita.
  5. Echar la mezcla templada con el resto de la nata y echar sobre el molde con la base de galletas.
  6. Meter en la nevera hasta el día siguiente.
  7. Cuando vayamos a servir, colocar la mermelada por encima, con cuidado de no romper la tarta. Depende de la consistencias de la mermelada, os resultará más sencillo vaciar el bote en un bol y batir con un tenedor o cuchara y colocar encima de la tarta poco a poco.
  8. Listo!!!
Ya va llegando la calor del verano. Me gusta estos días y más cuando los niños dejan de ir a la escuela... Ya queda menos para tener a los peques tooooda la tarde en casa... Qué emoción... jejejejeje No sé qué vamos a hacer todos juntos, en qué vamos a emplear las horas... Ya se nos ocurrirá algo. Este año no hay esplai, así que..., algo tendremos que preparar... Un besito amigos y hasta luego!!!!

3 comentarios:

La Cupcakeira dijo...

Que tarta tan rica!! Las tartas de queso me gustan todas y esta que has preparado no podía ser menos!!!

Esther Outón dijo...

Una tarta fantastica y que decir del corte que se me cae la baba...Besos

fresaypimienta dijo...

Qué aspecto tan apetecible!!!!! se ve divina! un beso